La ciudad

Actualizado: abr 13

La ciudad sustentó a José, lo alimentó. Él trabajó desde niño en varios oficios hasta llegar al de la sastrería. Fue sastre por muchos años hasta que su vida tomó un giro inesperado, la muerte de mi madre y luego, la violenta crisis financiera que sufrió el Ecuador en el año 2000. 


Quito, la capital de Ecuador, se ha convertido en una ciudad más difícil y cada vez más urbanizada, en la que la vida en el barrio se ha ido desvaneciendo dando paso a maneras indiferentes de tratar al otro. Las relaciones cercanas a las que él estaba acostumbrado, han sido reemplazadas por un movimiento frenético que lo ha soslayado. Este malestar se hace palpable en la confusión del ruido y tráfico incesante.


Para él, la ciudad se ha convertido en un universo hostil. Su tienda cerró porque la gente ha dejado de comprar trajes en una sastrería -síntomas de la modernidad- dejándolo sin ningún tipo de vínculo con sus clientes, convirtiéndose en una persona que debe aprender a sobrevivir en una situación precaria. 


El no ha sido el único, una gran parte de la población ecuatoriana que se dedicaba a la artesanía tiene el mismo tipo de dificultades. Es una población que hoy está golpeada por un sistema económico feroz, que ha ido desplazando las lógicas económicas artesanales y cuyas posibilidades de transformar ese entorno son mínimas. En este país hay muchas personas que van quedando marginadas o que se automarginan de las imposibles, extrañas y exigentes condiciones de las nuevas dinámicas sociales.





27 vistas

©2020

 El rumor del Quilindaña

all rights reserved

Tel: 593-98019931

sonidodir@yahoo.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now