EL RUMOR DEL QUILINDAÑA

Una película de Arsenio Cadena

Mi padre, un artesano jubilado y apasionado montañista, lucha contra el paso implacable del tiempo, mientras intento acercarme a él a través de un viaje iniciático hacia la montaña.

“Caminar es vivir el cuerpo, provisional o indefinidamente. A veces, uno vuelve de la caminata transformado, más inclinado a disfrutar del tiempo que a someterse a la urgencia que prevalece en nuestras existencias contemporáneas...

..Caminar es a menudo un rodeo para reencontrarse con uno mismo”.

                      Le Breton, David, in Praise of Walking

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now